martes, 21 de octubre de 2014

Las Comunas y el sistema

Las condiciones de vidas en las Comunidades de Tránsito (Albergues) son Infrahumanas; lo más crítico es la falta de abastecimiento de agua y la atención médica. Las Comunidades de Tránsito, son espacios habilitados con edificaciones pequeñas y de bajo costo que el Gobierno ha realizado para aliviar el problema de viviendas, pero se ha olvidado de que en   lugares alejados de la civilización, existen seres que necesitan de alimento, agua y atención medica; incluso hasta el transporte escasea por esas áreas.

En una visita realizada a la Comunidad de Tránsito “Cambute”, se puede comprobar sus condiciones reales.
Desde la llegada a la Comunidad se divisa un decadente panorama, como se ve en la fotografía #2.
Se observan signos mugroso en el entorno, desde restos de animales muertos, vertederos de basura y acumulación de aguas albañales en las calles.

 La llegada a “Cambute” te hace viajar hacia las antiguas comunas europeas del siglo XVII. A la vista se observa que no existe mucha asistencia por las organizaciones del Gobierno, como es el caso de Comunales con la recogida de desechos, de eso da fe la Fotografía #3.
Pudimos entrar en contacto con algunos de sus convivientes y se detectó un ambiente desahuciado y sin esperanzas.
Una joven que decide acogerse al anonimato por su seguridad y la de sus hijos nos dijo: “Yo he ido a Bienestar Social para que me hagan un desglose de mi mamá, aún estando embarazada y solo fui peloteada y nunca me han resuelto mi problema jamás en la vida, ni para una libreta de abastecimiento, ni para un cubículo, y mi hija es enfermiza de los pulmones con una Atelectasia desde el 2010, esa es la razón por la que estoy aquí dado que siempre estaba ingresada en Terapia Intensiva por las condiciones de vivienda que tenía. Aquí los dueños de los albergues conocen mi caso pues son ellos mismos los que tienen los papeles de la niña, donde esta todo el preceder médico con ella.
Aquí en este cubículo vivimos 7 personas en 2 cuartos y estoy pidiendo una ampliación de capacidad y siempre me dicen que no se puede, que tenemos que ser más de 10 personas para que me den otro cubículo.
Las condiciones de vida aquí son pésimas, aquí no tenemos agua, estos cubículos no tienen agua; de no ser por una vecina que por una manguera me pasa el agua por el patio, aquí nunca tendría agua.

Si se enferma alguno de mis niños, tengo que salir a la 8 vía (Calle Principal), a ver qué carro me presta auxilio, o de lo contrario llamar a una ambulancia y sentarme a esperar, porque aquí el servicio médico es de 8am a 1pm y no tienen un carro disponible, así que imagínate tú como es la cosa aquí.”
Publicar un comentario